Nicolas Walter: Notas a la traducción de «Sobre el orden» de Kropotkin

Traducción al castellano: @rebeldealegre
Algunos datos y detalles de la traducción al inglés — del mismo Walter — del texto «Sobre el orden» de Piotr Kropotkin publicado en este blog:


Nota del Traductor
 

«L'Ordre» fue publicado por primera vez en Le Révolté un 1ero de  Octubre  de 1881, pocas semanas luego de que Kropotkin había sido expulsado de Suiza y se había establecido en Thonon en la costa francesa del Lago Génova. Fue reimpreso como el capítulo nueve de Paroles d'un Révolté en 1885. Una traducción de William C. Owen de la segunda mitad fue publicada en el periódico anarquista de Chicago The Alarm un 23 de Junio de 1888; y una traducción completa de David Nicoll se publicó en el periódico anarquista de Sheffield The Anarchist un 23 de  Septiembre de 1894.

Un punto de interés general es que el contraste paradójico entre orden y desorden aquí anticipa el posterior contraste de Kropotkin entre las corrientes autoritarias y libertarias a lo largo de la historia. Además presagia las concepciones paralelas de topía y utopía en La Revolución (1907) de Gustav Landauer y de entropía y revolución en Sobre la Literatura, la Revolución y la Entropía (1924) de Yevgeni Zamyatin. Esta es una visión dualista del desarrollo humano que es característica del pensamiento libertario y es bastante distinto a la visión dialéctica de la tradición marxista — en vez de un proceso progresivo de tesis-antítesis- síntesis, hay un conflicto perpetuo de tesis-antítesis-tesis.

Algunos detalles son dignos de explicar. Los Mendigos fueron los rebeldes holandeses contra el régimen español a fines del siglo dieciséis. Los Sans-culottes fueron los republicanos más radicales en la Revolución Francesa. Los Nihilistas fueron los populistas rusos de las décadas de 1860 y 1870. La novela de Turgenev Padres e Hijos fue publicada por primera vez en Rusia en 1862. La Internacional a la que se refiere es la Primera Internacional — la “Asociación Internacional de Trabajadores”. A los túneles que se refiere son los túneles ferroviarios de fines del siglo diecinueve — el túnel del Mont Cenis a través de los Alpes se abrió en 1871, y el de St. Gotthard en 1882. Hubo revueltas en toda Europa en 1848. La Comuna de París se alzó y cayó en 1871. Los asesinos del Zar Alejandro II — algunos de los cuales eran antiguos amigos de Kropotkin — fueron colgados en la horca en Abril de 1881.
Una última cosa — la cita de Bentham viene de Falacias Anárquicas, un examen crítico de las diversas Declaraciones de los Derechos del Hombre hechas durante la Revolución Francesa. Fue escrito antes de 1808, pero se publicó por primera vez en 1816 en una traducción francesa de Etienne Dumont, un escritor suizo que produjo versiones al francés de muchos de los manuscritos de Bentham. Apareció en Tactiques des assemblées législatives, suivie d'un Traité des sophismes politiques (Génova, 1816); el segundo volumen, que contenía el  Traité des sophismes politiques, incluía Sophismes anarchiques. El pasaje citado por Kropotkin atacaba al Artículo Primero de la Declaración de los Derechos del Hombre hecha en 1791 — “Los hombres nacen y permanecen libres, e iguales respecto a los derechos.” Sophismes anarchiques fue omitido en la versión inglesa del Traité des sophismes politiquesThe Book of Fallacies (Londres, 1824) — pero la versión original de Bentham fue incluida en el segundo volumen de la edición estándar de The Works of Jeremy Bentham (Edinburgo, 1843) de John Bowring. El pasaje está traducido aquí exactamente como Kropotkin lo entrega, aunque citó la versión de Dumont con leve imprecisión, y Dumont había traducido el manuscrito de Bentham muy libremente; lo que Bentham realmente escribió fue lo siguiente: 

“El censor racional, reconociendo la existencia de la ley que desaprueba, propone su revocación: el anarquista, destrozando su voluntad y capricho por una ley ante la cual toda la humanidad es llamada a arrodillarse a la primera palabra — el anarquista, pisoteando la verdad y la decencia, niega la validez de la ley en cuestión, niega la existencia de ella en el carácter de una ley, y llama a toda la humanidad a alzarse en masa, y resistir la ejecución de ésta.”