Entrevista con Davide Turcato: Reimprimiendo a Errico Malatesta (2012)

Traducción al castellano: @rebeldealegre
Traducción al inglés: Paul Sharkey.

Turcato habla sobre el gigantesco proyecto de publicar todos los escritos de Malatesta en diez volúmenes, y por qué publicarlos reviste tanta importancia:
1. “Chi è povero è schiavo”: Il periodo internazionalista e l’esilio in Sud America, 1871–1888. [“El pobre es un esclavo”: La fase Internacionalista y el exilio en Sudamérica, 1871–1888]
2. “Andiamo fra il popolo”: L’Associazione e gli anni londinesi del 1889–1897. [“Vamos hacia el pueblo”: L’Associazione y los años en Londres, 1889–1897]
3. “Un lavoro lungo e paziente…”: Il socialismo anarchico dell’Agitazione, 1897–1898. “Una labor larga y paciente …”: El socialismo anarquista de L’Agitazione, 1897–1898
4. “Verso l’anarchia”: Malatesta in America, 1899–1900. “Hacia la anarquía”: Malatesta en América, 1899–1900
5. “Lo sciopero armato”: Il lungo esilio londinese del 1900–1913. “La huelga armada”. Largo exilio en Londres, 1900–1913
6. “È possibile la rivoluzione?”: Volontà, la Settimana Rossa e la guerra, 1914–1918. “¿Es posible la revolución?”: Volontà, la Semana Roja y la guerra, 1914–1918
7. “Fronte unico proletario”: Il biennio rosso, Umanità Nova e il fascismo, 1919–1923. “Frente único proletario”. El bienio rojo, Umanità Nova y el fascismo, 1919–1923
8. “Anarchismo realizzabile e realizzatore”: Pensiero e Volontà e ultimi scritti, 1924–1932. “Anarquismo, realizable y realizado.”: Pensiero e Volontà y últimos escritos, 1924–1932
9. “Che cosa vogliono gli anarchici”: Opuscoli, programmi, manifesti e altre pubblicazioni miscellanee. “Qué quieren los anarquistas”: Panfletos, manifiestos y otras publicaciones misceláneas
10. “Tuo e per l’anarchia…”: La corrispondenza di Malatesta. “Suyo, y por la anarquía …”: Correspondencia de Malatesta.


Los buenos maestros: Reimprimiendo a Errico Malatesta
Davide Turcato

Durante su reciente estadía en Italia nos reunimos con Davide Turcato, quien vive en Canadá; es el editor supervisor de las Obras Completas de Errico Malatesta [en italiano]. De esa reunión salió esta entrevista.
— Los editores de A Rivista Anarchica (Milán).



P. ¿De dónde viene el plan de publicar las Obras Completas de Malatesta?

R. El trasfondo del plan está en mi antiguo volcamiento a la escritura de Malatesta, inicialmente en mi juventud, y luego, más recientemente, en el estudio de tres volúmenes de escritos recolectados que fueron el comienzo del plan de Luigi Fabbri y Luigi Bertoni de publicar la producción completa de Malatesta, que sin embargo se vio interrumpida. Pero este plan actual mismo data desde una tranquila tarde en Septiembre de 1999. Estaba terminando de leer Luigi Fabbri: Storia d’un uomo libero escrito por su hija Luce, cuando me topé con una descripción del delineamiento del proyecto que Fabbri había tenido en mente. “Ahora es el momento de llevar a cabo ese plan”, me dije simplemente. Y así nació. No soy de tomar decisiones fácilmente. Y aún me asombra que esto haya ocurrido...

P. ¿Para quién está concebido el proyecto? ¿Qué tipo de lector tienen en mente?
R. Tenemos dos tipos de lectores en mente. Primero y antes que nada no apuntamos meramente a anarquistas ansiosos por profundizar su conocimiento del pensamiento de uno de sus “grandes”, sino también a los jóvenes y a toda persona con un interés en el pensamiento político y con ganas de saber qué es el anarquismo de boca de uno de sus principales exponentes. Desde ese punto de vista necesitamos producir libros para leer en vez de un monumento. Nos estamos esforzando por producir volúmenes que no intimiden al lector y entonces hemos, hasta donde podamos, suavizado el aspecto “enciclopédico” de la serie publicando volúmenes que se auto-contienen y que pueden ser independientes. Hemos mantenido las notas a un mínimo, limitándonos a dar información sobre eventos y personas que podrían no ser familiares para los lectores contemporáneos o a hacer referencias cruzadas con artículos que se prestan para eso. Hemos evitado, sin embargo, las notas que le “explican” Malatesta al lector. La escritura de Malatesta es simple y está hecha para todos y ciertamente no requiere explicación. Al mismo tiempo, estamos proveyendo a investigadores y académicos porque estimamos que este pequeño hombre encorvado con las manos siempre sucias (en sentido literal en vez de lo que Sartre tenía en mente en el Mains Sales [Las manos sucias]) podría ser una de las más encumbradas figuras del pensamiento político mundial y que sus escritos merecen un lugar en las bibliotecas universitarias en todo el globo. De modo que hemos buscado además producir algo que esté al nivel de los altos estándares actuales de rigor crítico y precisión editorial.

P. Permíteme jugar el rol de abogado del diablo por un momento. ¿No crees que la literatura ya disponible sobre Malatesta es suficiente para llegar a una comprensión adecuada de su pensamiento?
R. El pensamiento de Malatesta es como una mina, y mucho de él está aún por explorar. Las antologías existentes tienden a favorecer algunos de sus periódicos — L’Agitazione, Umanità Nova, Pensiero e Volontà — en detrimento de otros de corta vida pero muy importantes como L’Associazione y La Rivoluzione Sociale. Sin mencionar artículos fundamentales escritos en otras lenguas y virtualmente desconocidos en estos días. Aunque en realidad, está en la naturaleza de una antología adoptar una aproximación temática y por ende presentar una imagen aplanada y bastante retocada del pensamiento de Malatesta. Pero el aspecto temporal es crucial al lidiar con alguien activo en el movimiento por sesenta años. Hay una consistencia ejemplar en Malatesta de comienzo a fin. Pero era también él un cocinero que intentó varias recetas y las ajustó a la luz de la experiencia. Capturar la evolución en su pensamiento abre el camino a una comprensión mucho más profunda. Finalmente, la tendencia al día de hoy ha sido enfocarse en las “cumbres” de la lucha de Malatesta, es decir, los tiempos en que estuvo de vuelta en Italia. Pero para apreciar esa evolución es importante estudiar los tiempos de transición, los intervalos, las áreas sombreadas y los artículos aislados que avisan puntos de inflexión.

P. Aún en el rol de abogado del diablo pregunto: ¿cuánto valor le otorgas hoy a la tradición del, así llamado, anarquismo “clásico”?

R. “Tradición” es uno de esos términos que se han ganado mala fama por la mala compañía que ha mantenido. “Tradición” se asocia con “tradicionalismo”, con el dogma de que “tenemos que hacer esto porque siempre ha sido hecho así.” En esa interpretación, simplemente la idea de tradición es rechazada. Pero en la política como también en la ciencia y las artes nadie conjura nada de la nada. Todo aquel que intente hacerlo termina reinventando la rueda. Lo importante es comprender la tradición a la que uno pertenece, para así sobresalir e impulsarla hacia adelante. A este respecto, nadie ha hecho mejor labor que Malatesta en definir el anarquismo, es decir, los pilares de nuestra tradición. Pero luego, siendo anti-autoritarios, los anarquistas con frecuencia señalan que no tienen maestros ni tradiciones que respetar. Lo cual es, en cierto grado, una especie de herida auto-infligida. Si el paso del tiempo ha demostrado algo es que los anarquistas siempre han estado en lo cierto. El mismo Gramsci lo admitió implícitamente ya en 1920, pero urgió a los anarquistas a reconocer dialécticamente “que estaban equivocados… al estar en lo cierto.” Y en un libro reciente sobre Malatesta, Vittorio Giacopini ha escrito correctamente que es típico del anarquismo “perder mientras está en lo cierto.” Hoy más que nunca los anarquistas, los románticos siempre denigrados por todo tipo de realista, necesitan reclamar con orgullo la clarividencia política y la dignidad cultural de su tradición y tornarlas en armas, en vez de tirarlas por la borda como un desecho.

P. Yendo a lo específico del proyecto, ¿cómo están dispuestos los volúmenes y en qué orden serán publicados?
R. Se proyectan diez volúmenes. De estos, ocho adhieren al orden cronológico, desde la Primera Internacional pasando por Pensiero e Volontà y sus últimos escritos. Aparte de artículos, cada volumen contendrá entrevistas, reportes sobre charlas y el examen de testigos, la mayor parte es material sin publicar hasta la fecha. Los dos volúmenes restantes, en contraste, adoptan una aproximación temática: uno contiene la correspondencia y otro sus panfletos, manifiestos, programas y otros escritos misceláneos, como, digamos, una obra teatral escrita por Malatesta. En cuanto al orden de publicación, se hará intermitente y esporádico, pero habrá cierta lógica. No quisimos comenzar por el principio porque el primer volumen es uno de los más exigentes, en términos de la trazabilidad y de la atribución de los textos. Tampoco quisimos comenzar por el final porque eso es lo que Fabbri y Bertoni hicieron, mientras nosotros queríamos abrir una brecha con algo nuevo en vez de reimprimir materiales ya disponibles. Así que comenzamos por el medio, con el volumen que cubre los años 1897-1898, es decir los años de L’Agitazione. Otra razón para comenzar con ese volumen es que en nuestra estimación es uno de los más probables en atraer a no-anarquistas también, ya que es en el que Malatesta pone el mayor énfasis en victorias parciales en vez de en un nuevo despegue iniciado por la insurrección. Desde ahí procederemos en secuencia cronológica hasta el final tras el cual volveremos a los primeros volúmenes en la secuencia. El volumen que contiene su correspondencia será por cierto el último puesto que involucra mucho y durísimo trabajo, mientras que el volumen que contiene los panfletos, manifiestos y demás representa una suerte de “placer” y aún tenemos por decidir dónde será insertado en la secuencia.

P. De lo que dices, a medida que los volúmenes se publiquen, ¿su investigación sigue en marcha?
R. Sí, así es. Déjame señalar primero y antes que nada que el título Obras Completas es mentira. El título real debiese ser Obras tan Completas como sea posible. Especialmente en cuanto a su correspondencia, la completitud de tal es un ideal inalcanzable. Quiero aprovechar la ocasión aquí para apelar a sus lectores. Si alguien sabe de o posee notas o cartas de Malatesta, estaríamos profundamente agradecidos si nos lo hiciesen saber. Dicho eso, hemos de decir que he reunido ya cerca del 95% del material. Pero si hay algo que he aprendido de la experiencia de los primeros volúmenes, es que ese 5% final demanda casi el mismo tiempo que tomó reunir todo el resto.

P. Y para terminar, ¿qué me puedes decir del último volumen a publicar?
R. El título es (en inglés) Towards Anarchy: Malatesta in America, 1899-1900 [Hacia la Anarquía: Malatesta en América].  Trata principalmente del tiempo de Malatesta en los Estados Unidos en el cambio de siglo, durante el cual sustituyó al anti-organizacionista Ciancabilla como editor en jefe de La Questione Sociale en Paterson [New Jersey]. Ya que trata de América, le pedimos al experto de los EEUU en anarquismo italiano, Nunzio Pernicone, que escribiese el ensayo introductorio. El volumen cubre uno de los períodos de los que una comprensión puede traer el mayor beneficio en una antología de todos sus escritos. Si miramos sus escritos uno a uno, por separado, ese período es una especie de rompecabezas. En el espacio de unos pocos meses, hallamos a Malatesta escribiendo, por un lado, un panfleto como Contra la Monarquía en el que llama, como prioridad máxima, a una alianza entre las facciones revolucionarias con miras a una insurrección para derrocar a la monarquía de Saboya y toca además el tema de las tácticas militares. Por otro lado, escribía un artículo como “Hacia la Anarquía” en el que afirma que “toda victoria, no importa cuán leve […] será un paso hacia adelante, un paso en el camino a la anarquía.” Y por lo tanto parece estar dando a entender el tema del gradualismo que desarrollaría completamente un cuarto de siglo más tarde. Pero, al leer estos escritos juntos, uno puede detectar una coherencia en ellos. Ahora, no me preguntes cuál es la solución al rompecabezas porque, como dije antes no queremos explicarle Malatesta al lector y no quiero contradecirme antes que la entrevista termine. Esencialmente, la belleza de las Obras Completas es que ya uno no tendrá que tomar prestadas interpretaciones de “expertos”, es decir, las pocas personas que hasta la fecha han sido privilegiadas en tener acceso a todos los escritos de Malatesta. Ahora cada cual podrá tener su propia interpretación, ahora que tenemos todos los medios a nuestra disposición.


Los dos volúmenes hasta ahora impresos (en italiano) son Un lavoro lungo e paziente (que cubre los años 1897-1898) y Verso l’anarchia: Malatesta in America 1899-1900